Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


aprendizaje:material_profesores:grupos:manrique1

Grupo Manrique 1

Contexto

img-20150630-wa0017.jpgimg-20150714-wa0006.jpeg img-20150714-wa0008.jpeg

Historia

En este nodo se dio un curso de Circuit Bending con Daniel Luna en el 2014

Semana 1

Esta semana arrancamos con una cantidad de 35 niños. Son niños muy musicales, cada uno con formas distintas de asimilar la música. Algunos muy vocales, otros muy buenos para la percusión y todos muy interesados en tocar cuerdas (ukelele y guitarra).

Los juegos acumulativos trabajados deben ser organizados de manera estratégica ya que con una cantidad de 35 se vuelve aburridor (considerando que hay varios niños de 5, 6 y 7 años) pero tiene buenos resultados y funciona. Los niños recuerdan la ronda completa y acumulan bien la información. Los menores la asimilan más cuando trabajamos percusión corporal como acompañamiento de las palabras. Se trabajó La Barca como nuestra primera canción del repertorio. Esta canción tiene tanto impacto que con solo una vez presentarla ya queda aprendida.

La clase tiene una duración de cuatro horas. Es un reto interesante mantener a los niños activados (mas que todo a los menores), por eso decidimos dividir el grupo en dos y separar cuerdas y percusión, luego intercambiar y al final cerrar con alguna actividad.

Aquí estamos trabajando la cumbia.

En la primera clase me atraparon dos niñas en especial: Elisa y Salomé. Elisa tiene música en todo el cuerpo, canta hermoso, tiene proyección, vibrato, es afinada y tiene un sabor impresionante. Toca la percusión muy bien y tiene un ritmo y una memoria muy buena. Salomé es una niña de 6 años que se entrega totalmente al instrumento que esta tocando. Mantiene el ritmo firme y cuando empezamos a tocar en ensamble pierde conciencia de lo exterior, en estas sesiones estaba encargada del llamador, nunca deja caer el ritmo siendo esto fundamental en las músicas tradicionales.

Semana 2

Tenemos tres chicos muy grandes, Kaila, Juan Esteban, Camila. Esto es una ayuda muy buena por que son ágiles en las cuerdas. A ellos les hemos dado libertad y han ido avanzando con los acordes y rasgados. El resto del grupo ha seguido recibiendo cuerdas y percusión con el fin de interiorizar la cumbia.

Aquí ya empezamos a escuchar voces. Resulta que los menores son los que más se motivan a cantar y se ha ido formando un coro lindo con ellos. Ha sido difícil con niños tan pequeños cuando es tanto tiempo por que los lapsos de concentración y motivación se reducen a menos.

Como activaciones hemos trabajado percusión corporal y sustitución. (“Echele leche al café”, “Al pasar por la cocina”…)

Semana 3

Trabajamos una activación difícil pero muy divertida! “Hola! Mi nombre es Juan!” Con esta me di cuenta que puedo seguir aumentando los niveles de complejidad así hayan niños menores por que los grandes los arrastran y los menores responden. Aquí sería muy bueno estudiar un poco como extenderla más.

Hoy particularmente el grado de tolerancia de los menores estaba bastante bajo. Es bastante delicado trabajar percusión con ellos, no se deben sacar instrumentos hasta el final, debe ser pura activación con percusión corporal. Con los mayores rinde bastante.

Seguimos trabajando la barca.

Semana 4

En esta clase nos estuvo acompañando el profe Jose Tobón. Intentamos buscar soluciones para manejar los tiempos y trabajamos mucho el baile y el movimiento corporal. Resulta que a los niños les gusta mucho bailar y tenemos unas niñas en particular que les encanta proponer cosas nuevas para la clase.

En esta clase hicimos activación al inicio y después del descanso. Estas dos activaciones fueron bailadas con directores y luego hicimos otras más pero ya cantadas y con percusión corporal.

Trabajamos lectura rítmica.

Separamos de nuevo en dos grupos e intercambiamos.

Semana 5

En esta clase trabajamos las rondas circulares con excelentes resultados. Muy bueno para los menores ser parte de esto y trabajar con los grandes (es algo que para mi es muy positivo en la mayoría de los casos por que se retan). Esta clase no tuvimos la necesidad de separar ya que teníamos un total de 17 niños. Recordamos lectura rítmica, los chicos recuerdan bien y responden bien.

Luego enseñamos la canción “Cocorobé” como parte del repertorio secundario. La trabajamos cantada y un grupo de chicas se la aprendieron bien rápido (considerando que tiene tres estrofas complejas, yo le metí una tradicional para ir variando la canción). Trabajamos los acordes en guitarra y ukelele y con algunos pocos trabajamos la percusión. El ritmo del porro chocoano no es fácil así que la única que se quedó con la tambora esta vez para presentar la muestra fue Salomé (la niña de 6 años). Al final ensamblamos y estuvo muy interesante (algunos padres alcanzaron a ver) Luego recordamos La Barca.

aprendizaje/material_profesores/grupos/manrique1.txt · Última modificación: 2015/07/16 23:02 por son0p